Playa del Carmen y San Cristóbal de Las Casas

 

Playa del Carmen

Antiguamente un pequeño pueblo, Playa del Carmen es hoy día uno de los sitios más glamurosos del Caribe Mexicano. “Playa”, como lo llaman sus visitantes asiduos, se sitúa en el corazón de la Riviera Maya y congrega los mejores restaurantes, tiendas y centros nocturnos. El aeropuerto se encuentra a 45 minutos de distancia por carretera y la paradisíaca isla de Cozumel, a 40 minutos en ferry. Sus playas son visitadas por turistas de todas las nacionalidades. Si prefieres algo más exclusivo, en los clubes de playa privados podrás disfrutar de tratamientos de spa, albercas y mucho más. Ven a caminar por la Quinta Avenida, una agradable calle peatonal donde se asientan excelentes restaurantes, tiendas y boutiques. ¿Qué mejor pretexto para dejarte absorber por el ambiente caribeño?

Playa del Carmen es uno de los destinos culinarios más importantes de la Riviera Maya. En el menú encontrarás desde unos sencillos tacos y especialidades yucatecas hasta sofisticadas cenas con langosta y vinos de buena cepa. Por la noche, en la Quinta Avenida resuenan ecos de reggae, rock y salsa mientras decenas de pies se preparan para salir a la pista de baile. La fiesta acaba a muy altas horas de la noche. Un moderno ferry conecta Playa del Carmen con la isla de Cozumel, donde puedes practicar buceo, esnórquel o visitar las zonas arqueológicas, los parques ecológicos y cenotes.

Grandes músicos del jazz mexicano e internacional ofrecen cada año excelentes conciertos en Playa del Carmen. George Benson, Al Dimeola, Fernando Toussaint y Victor Wooten son artistas que se han presentado en el Festival de Jazz Riviera Maya, que se lleva a cabo al final de noviembre en Playa Mamitas.

 

San Cristóbal de las Casas

San Cristóbal de las Casas se encuentra en un fértil valle rodeado por montañas en el estado de Chiapas, al sur de México. Es el hogar de varios grupos indígenas que descienden de los mayas; dos de los más grandes son losTzotziles y los Tzeltales que habitan en los pueblos de los altiplanos que rodean a San Cristóbal.

Los habitantes indígenas de Chiapas hablan su propio idioma (con frecuencia, además del español), siguen sus propias costumbres y se los puede identificar por su vestimenta tradicional, que varía según el grupo. Continúan dependiendo principalmente de la agricultura para su bienestar económico; sin embargo, no es raro que viajen hasta San Cristóbal para vender sus artesanías hechas a mano y comprar en los mercados artículos de uso diario para llevarlos a sus aldeas.

San Cristóbal es una de las ciudades coloniales mejor conservadas de México. Está compuesta por una serie de barrios tradicionales, cada uno es conocido por algún comercio o costumbre en particular, tal como trabajos en hierro, carpintería y tallado en madera.

Debes reservar tiempo suficiente para pasear por las estrechas y empedradas calles de San Cristóbal, camina frente a las casas pintadas con colores brillantes y las pintorescas tiendas y mercados. La ciudad está trazada rectilíneamente y puede ser explorada fácilmente a pie. Varias de las calles principales que conducen, a través del centro, están cerradas al tráfico y convergen en el parque central o zócalo.

A lo largo de la plaza principal se encuentran el ayuntamiento, de impresionante arquitectura, y la Catedral. Cinco cuadras al norte de la plaza descubrirás el Museo Templo y Convento de Santo Domingo de San Cristóbal.

Una empinada escalera de piedra conduce hasta el Templo de San Cristóbal y el mejor mirador de la ciudad. Hay que escalar hasta la cima para disfrutar de vistas espectaculares de la ciudad de San Cristóbal, las montañas de los alrededores y la campiña.

San Cristóbal es conocido como un destino turístico nacional desde la década de 1970. Hoy en día, la ciudad alberga numerosas agencias de viajes, escuelas de idiomas, salas de cine de arte, museos y mercados de artesanías, así como una increíble variedad de tiendas, cafés y restaurantes, muchos de los cuales atienden a los visitantes extranjeros.

Con su tranquilo ambiente bohemio, San Cristóbal de las Casas continúa siendo un destino popular para los mochileros internacionales y los residentes extranjeros, muchos de ellos llegan a estudiar español o trabajar como voluntarios en organizaciones internacionales preocupadas por la sustentabilidad, educación y derechos humanos.

Puedes pasar horas visitando las tiendas y mercados de artesanías en San Cristóbal, o viajando a uno de los pueblos cercanos para ver donde se fabrican.

Varias excursiones interesantes de un día desde San Cristóbal incluyen visitas a los pueblos de San Juan Chamula y San Lorenzo Zinacantán, en la sierra. Ambos pueblos ofrecen una visión única de las tradiciones y costumbres de las comunidades indígenas mayas de la región.

Riviera Maya

Disfruta del sol, las olas, los arrecifes y cenotes a lo largo de la legendaria península de Yucatán. La Riviera Maya se extiende a lo largo de la costa del Caribe, en la parte oriental de la península de Yucatán. Comprende la zona que va de Puerto Morelos a la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an. En lo que alguna vez fueron pueblos de pescadores, hoy se erige un corredor turístico que ofrece lujosos hoteles y resorts. Aquí también encontrarás restaurantes de primera categoría, espacios para vivir al máximo la vida nocturna, exclusivos spas, centros comerciales y campos de golf.  ¿Acaso necesitas algo más?

Este corredor es, sin duda, uno de los mejores destinos para vacacionar a nivel mundial. Alberga algunas de las más hermosas y extensas playas de México, famosas por su arena blanca y fina, acariciada por el característico mar azul turquesa del Caribe. Pasa el día en un lujoso club de playa donde podrás nadar, broncearte, practicar deportes acuáticos o gozar de los servicios de un spa. En Playa del Carmen, un poblado amigable y turístico , encontrarás tiendas de artesanías y boutiques, restaurantes, cafés y, por supuesto, alegres bares y discotecas.

La Riviera Maya es uno de los mejores destinos para practicar buceo y esnórquel. En sus costas se asienta un extenso arrecife coralino, hogar de una enorme variedad de especies marinas. Sumérgete en las aguas caribeñas y te encontrarás rodeado por peces tropicales, rayas y tiburones ballena. El mar no es el único sitio donde puedes practicar actividades acuáticas. Visita los cenotes de la zona, albercas naturales que se forman por la desembocadura de ríos subterráneos. La experiencia de explorar una caverna y nadar en agua cristalina jamás se borrará de tu memoria.

En cuanto a ecoturismo, la Riviera Maya destaca por su política de protección al medio ambiente. Fuera de los grandes núcleos turísticos, gran parte de la región no ha sido urbanizada. Aquí, la flora y fauna se desarrollan de manera natural. Los parques ecoturísticos ofrecen una probadita de las maravillas naturales y culturales de la riviera; en ellos encontrarás actividades para todas las edades y todos los gustos.

La Riviera Maya es un destino que te permitirá entrar en contacto con la riqueza cultural de México. Un ejemplo es el tradicional temazcal, la versión prehispánica de los baños de vapor. Muchos hoteles y spas de lujo cuentan con uno para sus huéspedes. Para empaparte de historia, puedes explorar el mágico mundo maya en las antiguas ciudades de Tulum, Cobá y El Rey.

Si eres de esos viajeros con espíritu aventurero, puedes visitar los pueblos mayas que se asientan en la región. Allí probarás platillos prehispánicos, presenciarás rituales religiosos y podrás conocer mejor la fascinante cultura maya. En el norte de la península de Yucatán, entre Mérida y Valladolid, se encuentra la zona arqueológica de Chichén Itzá, la más impresionante y mejor restaurada de las antiguas ciudades mayas.

Los amantes del mundo submarino no deben dejar de visitar Cozumel. Para llegar a esta isla, basta tomar un ferry desde Playa del Carmen. Sus costas cristalinas son ideales para practicar esnórquel, buceo y una extensa variedad de deportes acuáticos. Si prefieres no mojarte, también encontrarás rincones solitarios de playa perfectos para disfrutar el sol y la tranquilidad del lugar.